ROJO3_edited.jpg

José Javier Leandro Baquíjano y Carrillo,

un reformista incomprendido

José_Baquijano_y_Carrillo_de_Córdoba,_II

Nuestro año 2021, nos debe llevar a conocer y respetar a gente que con su nobleza, audacia y entrega, generaron y dieron el carácter que el Perú hoy ostenta, nuestro Bicentenario representa eso, conocimiento y amor por la patria. 

Justamente, José Javier Baquíjano y Carrillo es un personaje brillante, pues propuso reformas que sin duda no fueron del agrado de la Consejo de Indias, es por ello, que Baquíjano apareció en Lima, en enero de 1780. De inmediato se convirtió en el centro, líder y portavoz de los criollos tanto de los de arriba como de los de abajo. De igual manera, no abandonó a su suerte a los caciques y a los indios en general. 

En este contexto, Baquíjano se ganó la simpatía y adhesión del virrey Manuel de Guirior, quien le nombró catedrático de Cánones en la UMSM, protector interino de indios ante la Real Audiencia de Lima y fiscal interino del crimen en el mismo tribunal. En el ejercicio de sus funciones defendió algunas libertades de comercio para los criollos, reformas educativas y representación de los indios. Todo ello acorde con el espíritu de la Ilustración, reinante en la época. 

Más adelante, el joven profesor sanmarquino criticó, cuestionó brillante y acerbamente la labor de gobierno del Consejo de Indias, lo que incluía la incoveniencia de los nuevos impuestos dispuestos por Areche, y, fundamentalmente, exigió la reforma educativa universitaria que se había implantado en España con la autorización del ilustrado rey Carlos III, la cual había sido promovida por el conde de Aranda y De Olavide. 

Sin duda, eso no fue del agrado del representante del rey, que consideró una audacia del joven maestro jurista, quien, por el contrario, debería caracterizarse por su prudencia y respeto para con las autoridades virreinales.  

El más golpeado en el Elogio fue el visitador Areche, quien juró vengarse del orador y arruinarle su vida pública. En efecto, así lo hizo. 

José Darwin Espinoza Soto

bicentenario.png
marzo2.png

En nuestro bicentenario, junto a San José, afirmamos el terreno para una construcción segura

CONOS.jpg