Himno al Colegio

                       CORO

 

San Martín, San Martín venerado de mí

patria lucero de amor

San Martín mi amado colegio donde aprendo

la luz del saber.

 

                 ESTROFAS

 

En tus aulas transcurre mi vida anhelante de

Dicha y de paz, bendícenos santo morenito y

acrecienta así nuestra amistad. (Bis)

 

Haz que siempre vivamos felices bajo el sol

del amor y la paz no permitas que nublen mi

camino el engaño, la violencia o la maldad. (Bis)

                                                                        

Llegue tu luz San Martín a mis maestros que

me dan la verdad y el saber y en tu recinto

sagrado infúndeles la alegría de enseñar con

amor. (Bis)

 

Glorioso San Martín, aquí en tus aulas te

ofrecemos la niñez y juventud,

bendícenos lucero matutino y

enséñanos la senda del deber. (Bis)

Himno de la Congregación Dominica

CORO

 

A LA SOMBRA DE LA INMACULADA
EDUVIGES PORTALET NOS FORMÓ
CUAL FAMILIA QUE A DIOS CONSAGRADA
SIRVA AL MUNDO EN POBREZA Y AMOR.

 

ESTROFAS

Nuestra cuna en la historia fue Francia
Junto al pobre y privado de la luz.
La ceguera, el dolor, la ignorancia
Nos entrega una entrega de cruz.

 

La Palabra divina, el silencio,
La oración, el estudio y la paz
Son la fuente de ardor misionero
Por sembrar Evangelio y bondad.

 

Fue Jacinto Cormier quien forjara
En la Iglesia nuestra identidad;
Dominicas de la Inmaculada
Para hablar y vivir la VERDAD.

 

De Domingo Guzmán una estrella
Para siempre su lema nos dio:
Alegría y bondad son sus huellas
Y "hablar siempre con Dios o de Dios".

 

La ceguera de un mundo en tinieblas,
La injusticia y la ausencia del bien,
Son el grito que nos interpela
A "Ser ojos de los que no ven".

 

Nuestra opción: la niñez, los enfermos,
El leproso, los pobres de amor.
Y en los jóvenes vamos tejiendo
La esperanza de un mundo mejor.

Himno a Santo Domingo de Guzmán

A la lid esforzada legión

del glorioso Domingo Guzmán

a luchar contra el mundo y Satán,

tremolando de Cristo el perdón.

 

Adelante aguerridos seguid

combatiendo la vil impiedad.

Viva Cristo animosos cantad

y Domingo el invicto adalid.

 

Somos hijas de Domingo,

del mundo lumbre y doctor,

excelso predicador

de la Gloria y la Verdad.

 

Sol hermoso y fulgurante

que en las alturas del cielo

ilumina el bajo suelo

con rayos de santidad.